Pero el amor, esa palabra...
veneno y miel

Y tal parece que soy una de las pocas personas que les gusta más escuchar que hablar, pero no lo puedo callar todo, por eso me creé un blog.

← presente
pasado→

entradas perfil sitio archivos
Template : jaera basecode : soontha
Credits : image color background pixels
No podrá quererla como la quería yo, no podrá adorarla de ese modo
31 de octubre de 2013 (8:30 p. m.) | 0 flores


De algo estoy seguro.
No podrá quererla como la quería yo,
no podrá adorarla de ese modo,
no sabrá advertir hasta el menor
de sus dulces movimientos,
de aquellos gestos imperceptibles de su cara.
Es como si sólo a mí se me hubiera
sido concedida la facultad de ver, de conocer
el verdadero sabor de sus besos,
el color real de sus ojos.
Nadie podrá ver nunca lo que yo he visto.
Y él menos que ninguno.
Él, incapaz de amarle, incapaz de
verle verdaderamente, de entenderla, de respetarla.
Él no se divertirá con esos tiernos caprichos.

Tres metros sobre el cielo
Federico Mocca

Amor en espera
30 de octubre de 2013 (4:00 p. m.) | 0 flores


Te amo
y te dejo ir libre,
para que en tu viaje
nos volvamos a encontrar
en otro tiempo, en otro lejano lugar,
donde no nos aceche el filo de la duda;
donde puedas creer de verdad en mi palabra.

Te amo
y te dejo ir libre,
para que en tu tiempo a solas
puedas conocerme mejor sin mí.
Te esperaré a mitad de aquel camino,
donde nuestro abrazo quedó inconcluso,
donde mi amor por ti, sin duda está en tu espera.

Amor en espera
Rourke Boada

Soledad
29 de octubre de 2013 (7:05 p. m.) | 0 flores


Con el tiempo aprendes que si estás con una persona
sólo por acompañar tu soledad,
irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

 Desconocido

Ya se me olvidaron tus rincones, esos que tan cuidadosamente exploré y que tan bien conocía
27 de octubre de 2013 (9:59 a. m.) | 0 flores


¿De qué mas te acuerdas, de qué más no te has olvidado en esas tardes llenas de luz, bochornosas de calor, cuando nuestros cuerpos se quedaban pegados de sudor y se los oía crujir? Yo no me acuerdo de nada, todo lo he olvidado. Apenas si recuerdo el peso de tu cuerpo sobre el mío, lo tibio de tus manos y de tu pecho, lo frío de tus nalgas y de tus pies, lo duro, lo raposo, lo perfumado. Ya se me olvidaron tus rincones, esos que tan cuidadosamente exploré y que tan bien conocía. Ya se me olvidaron tus olores y tus sabores. Necesito otra vez recorrerte, tocarte, sentirte, para poder acordarme de todo. Necesito tocarte porque ya todo se me olvidó.

Demasiado amor
Sara Sefchovich

No soy quién para decirte que te quedes,
21 de octubre de 2013 (6:53 p. m.) | 0 flores


No soy quién para decirte que te quedes,
La vida te dará muchas oportunidades de vivir sin mí.
Tal vez recuerdes nuestras memorias juntos y te llenes de nostalgia,
Créeme que algún día el amor se encargará de quemar todo lo que sientes por mí.
El sol te dará el calor que yo te di,
La luna te cuidará como yo lo hacía,
El viento te acariciará como lo hacian mis manos,
El mundo te distraerá como mi presencia algún día lo hizo
Seré un segundo más en tu vida que como todos los otros pasaron y llegaron otros

Y sin treguas
13 de octubre de 2013 (9:14 a. m.) | 0 flores


Y sin treguas,
te propongo explorarnos,
a ver cuánto placer
nos cabe
entre las manos.

Carlos Salem Sola

Espero que lo entiendas
10 de octubre de 2013 (9:52 p. m.) | 0 flores


No puedo avanzar contigo
porque te deseo a cada instante
y desear lo que no se puede tener
es como escribir
sin que nadie te lea
Eso seguro que lo entiendes

Mario Benedetti

Odio el amor
9 de octubre de 2013 (8:42 p. m.) | 0 flores


¿Has estado alguna vez enamorado? Es horrible, ¿verdad?, te hace tan vulnerable. Abre tu pecho y abre tu corazón y significa que alguien puede meterse dentro de ti y echarte a perder. Construyes todas esas defensas, te fabricas toda una armadura para que nada te pueda hacer daño, y entonces una persona estúpida, que no es diferente de cualquier otra persona estúpida, entra como si tal cosa en tu estúpida vida… Les das un trozo de ti. Ellos no lo pidieron. Hicieron algo estúpido un día, como besarte o sonreírte, y entonces tu vida deja de ser tuya. El amor toma rehenes. Se mete dentro de ti. Se alimenta de ti y te deja llorando en la oscuridad, una frase tan simple como “quizá deberíamos ser sólo amigos” se convierte en un trozo de cristal introduciéndose en tu corazón. Duele. No sólo en la imaginación. No sólo en la mente. Es un dolor en el alma, un verdadero “semetedentrodetiytedestroza”. Dolor. Odio el amor.

Neil Gaiman

Adiós
8 de octubre de 2013 (8:27 p. m.) | 0 flores


¡Sí!
¡Adiós!
tan sólo eso,
y adiós te doy.
No es un adiós
que signifique que
no volvamos hablarnos,
o no volvamos a mirarnos.
Mi adiós no es esa lejanía
de tiempo, o de distancia;
ni la de llenar un vacío
que deja una ausencia
con otra presencia.
Mi adiós,
el adiós que te doy,
es mucho más profundo,
desgarrador y radical;
es una interna lid
con uno mismo
para desarraigar
un sentimiento;
es descarnarse
para llegar
al hueso y
apuñalar
al recuerdo,
y extraer
de la sangre
su veneno.
Mi adiós,
el adiós que te doy,
es mucho más profundo:
es mi despedida a lo que
dolorosamente eres
dentro de mí.

Rourke Boada

Me tienes en todo
4 de octubre de 2013 (12:11 p. m.) | 1 flores


Me tienes en tus manos, 
en tus labios, 
en tus ojos, 
en tus piernas, 
en tu pecho, 
en tus silencios 
y tus antojos. 
Me tienes a la mano, 
a tu capricho y tu antojo; 
me tienes como quieras, 
me tienes en todos lados, 
me tienes cuando quieres, 
cuando no quiero 
y cuando no sabes si quieres. 
Me tienes en todo 
menos en tu corazón 
y ese es al que más quiero pertenecer.

Autor desconocido

Cuando me amé de verdad
2 de octubre de 2013 (10:13 a. m.) | 0 flores


Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.

Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… simplicidad.

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… plenitud.

Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… saber vivir!

No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.

Charles Chaplin.

Yo te busco porque podría escribir un libro sobre una caricia tuya
1 de octubre de 2013 (10:23 a. m.) | 0 flores


Yo te busco porque podría escribir un libro
sobre una caricia tuya
y cien tomos sobre una tarde contigo.
Pero sobre todo te busco
porque sólo tú sabes cómo se borra
el contorno inacabable de mi soledad

Yo te busco
Marwan